jueves, 20 de julio de 2017

La Presencia de Jesucristo. Marcos 6.

Resultado de imagen para la presencia de dios en mi vidaMuchos de nosotros los cristiano nos cuesta entender que es contar con la presencia de Jesucristo en nuestra vida.
El tener a Jesucristo en nuestra vida no significa no tener problemas o no tener que pasar por tormentas.
Contar con la presencia de Jesucristo significa que en cada momento de dificultad que tengamos que pasar siempre debemos esperar momentos sobrenaturales.
Sin los momentos de tribulación no podríamos entender los momentos sobrenaturales de Jesús.
Si no tenemos momentos de frio no podemos valorar los momentos de calor, y solo cuando hay exceso de calor podemos valorar los momentos de frio.
Que es Contar con  la Presencia de Jesucristo.
1. Creer aun en lo aparente Ilógico. V 4-5 “Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos.” Para muchos era ilógico que alguien a quien conocían de toda su vida, de la noche a la mañana hiciera milagros.
2. Confiar de Manera total en la Provisión de Jesús. V 8-9 “Y les mandó que no llevasen nada para el camino, sino solamente bordón; ni alforja, ni pan, ni dinero en el cinto, sino que calzasen sandalias, y no vistiesen dos túnicas.” Si decimos que Jesús siempre está con nosotros, significa que siempre podemos contar con él.
3. Hacer parte de la Obra de Salvación. V 12 “Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen.” La presencia de Jesús nos impulsa a servir ya que su esencia es servir.
4. Ser Utilizados en Restaurar Vidas. V 13 “Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban.” Para el que tiene la presencia de Jesús le es imposible no ayudar a quienes están en problemas.
Si alguien llamándose cristiano cada vez que habla con alguien lo deja lo más muerto emocionalmente y espiritualmente, debería replantear si Cristo está en su vida.
5. Servirle de manera Ardua y Esperar descanso de su parte. V 31 “Él les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer.” Tener a Jesús en nuestro corazón nos permite servirle sin desanimarnos ya que es el quien nos fortalece.
6. Aprender de su Palabra. V 34 “Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.” Es el conocimiento lo que salva, por eso todo aquel que tiene a Cristo ama conocer cada día más de él.
7. Tener sus Cuidados de manera personal. V 35-37 “Cuando ya era muy avanzada la hora, sus discípulos se acercaron a él, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya muy avanzada. Despídelos para que vayan a los campos y aldeas de alrededor, y compren pan, pues no tienen qué comer. Respondiendo él, les dijo: Dadles vosotros de comer. Ellos le dijeron: ¿Que vayamos y compremos pan por doscientos denarios, y les demos de comer?” en muchas ocasiones Jesucristo nos hace vivir dificultades solo para probar nuestra fe en él. Juan 6: 5-6 “Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?, Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
8. Creer que Jesucristo Obra de manera sobrenatural en cualquier situación que vivamos. V 51-52 “Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban. Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.
9. Es tener Descanso. Éxodo 33: 14 “Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.” El verdadero descanso no es no hacer nada, el verdadero descanso es cambiar de actividad, de inútiles pasamos a ser útiles, nos ha dado dones y talentos para utilizarnos.
Como se atrae la Presencia de Dios.
1. Congregándose. Mateo 18: 20 “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” Por esta razón el Apóstol Pablo Insistía en que no nos dejemos de congregar. Hebreos 10: 25 “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca
2. Con Adoración y Alabanza. 2 Crónicas 5: 13- 14 “Cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias a Jehová: y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre: entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová. Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Dios

No hay hombre que grite tan fuerte que obligue a Dios hacer un milagro, Dios hace milagros por su Misericordia y por el poder de su presencia. La presencia de Dios sana y da libertad.