domingo, 20 de agosto de 2017

Huir la Peor Decisión. 2 Reyes 25

Resultado de imagen para no huyasTodos tenemos momentos muy difíciles en nuestra vida, Jesucristo no nos niega esta situación. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Jehová nos dice que pasearemos por momentos difíciles pero también nos dice que el estará con nosotros para ayudarnos a superar y salir bien librados. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Jerusalén estaba pasando por momentos de mucha dificultad estaba rodeada por todo lado y no tenía ya esperanza. 2 Reyes 25: 1 “Aconteció a los nueve años de su reinado, en el mes décimo, a los diez días del mes, que Nabucodonosor rey de Babilonia vino con todo su ejército contra Jerusalén, y la sitió, y levantó torres contra ella alrededor.
Los problemas hacen parte de la vida, cada vez que iniciamos un nuevo proyecto importante en nuestra vida vamos a encontrarnos con diferentes problemas en el camino.
El camino al éxito está lleno de problemas y dificultades es por esta razón que muy pocos lo transitan. Mateo 7: 13- 14 “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
En la vida espiritual el camino estrecho nos lleva a la salvación y la vida eterna, en nuestra vida secular el camino estrecho nos lleva a conseguir el éxito.
Porque Huimos  en Lugar de Luchar.
1. Nos Concentramos más en el Problema que en la Solución. 2 Reyes 25: 3 “A los nueve días del cuarto mes prevaleció el hambre en la ciudad, hasta que no hubo pan para el pueblo de la tierra” cuando nuestra mirada se concentra en el problema desviamos nuestra mirada de la solución. Pedro miraba a Jesús y podía caminar sobre las aguas, se concentró en las olas y se hundió.
2. Cuando nos Damos por derrotados. V 4 “Abierta ya una brecha en el muro de la ciudad, huyeron de noche todos los hombres de guerra por el camino de la puerta que estaba entre los dos muros, junto a los huertos del rey, estando los caldeos alrededor de la ciudad; y el rey se fue por el camino del Arabá.” el tener algunas perdidas  no significa que ya todo este perdido. 2 Corintios 4: 8-9 “que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos
Consecuencias de Huir y no Enfrentar.
1. El Problema siempre nos alcanza. V 5 “Y el ejército de los caldeos siguió al rey, y lo apresó en las llanuras de Jericó, habiendo sido dispersado todo su ejército” los problemas hacen parte de la Vida por esta razón no importa donde huyamos los problemas van con nosotros.
2. Los Problemas nos Dominan. V 6 “Preso, pues, el rey, le trajeron al rey de Babilonia en Ribla, y pronunciaron contra él sentencia.” Un problema no resuelto nos mantiene cautivos.
3. Las Personas que están bajo nuestra Responsabilidad se ven Afectados. V 7 a “Degollaron a los hijos de Sedequías en presencia suya,” puede ser que el huir nos haga vivir bien de manera temporal pero con el tiempo los problemas tienden a empeorarse.
4. Nos Inutiliza. V 7 b “y a Sedequías le sacaron los ojos, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia.” El huir hace que no podamos actuar de manera oportuna, el estar posponiendo las cosas hace que nunca se busque una solución adecuada.
5. Lo Perdemos Todo. V 9 “Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las casas de Jerusalén; y todas las casas de los príncipes quemó a fuego.” Una persona que huye no puede defender lo suyo, siempre termina en fracaso.
Como no huir de los Problemas.
1. Acepta la realidad que estás Viviendo, acepta el Problema. Alejarte del problema no te ayuda a solucionarlo. Filipenses 4: 12 “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Si tu aceptas que tienes problemas al igual que todo el mundo te será más fácil buscar soluciones y sobre todo buscar la ayuda de Dios.
2. Cree que eres capaz de dar la Batalla. Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Recuerda que la Fe es positiva y es negativa, si tú piensas que no puedes esa es tu Fe por lo tanto nunca podrás.
3. Busca la Raíz del Problema. 1 Timoteo 6: 10 “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.” Todo problema hay algo que lo genera. Tu mal genio, tu falta de humildad, la desesperación. Etc.

Todos en este mundo tenemos problemas, sobre todo cuando tenemos la intención de lograr grandes cosas, entre más grande sea lo que queremos lograr más grandes serán los problemas. Las personas de éxito luchan por sus sueños, las personas de fracaso siempre terminan huyendo… tú decides que quieres ser.