jueves, 3 de agosto de 2017

Llegando a la Meta. Marcos 8.

Resultado de imagen para llegando a la metaPara lograr algo en la vida es necesario trazarnos metas o propósitos que alcanzar.
Muchas veces plantearnos una meta o un propósito puede ser relativamente fácil
De hecho muchas personas iniciamos constantemente diferentes metas que queremos alcanzar, el problema es que muchas de esas metas nunca las alcanzamos.
La gran mayoría de las personas que tienen una meta que alcanzar fracasa cuando ya están a punto de lograrlo.
De hecho el adagio popular dice: en la puerta del horno se quema el pan.
Que se necesita para mantenerse en la meta hasta el Final.
1. Es Necesario Sufrir. V 31 a “Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho,” Debemos entender que en el camino a nuestras metas vamos a encontrar problemas o dificultades, esos problemas hacen de nuestra meta algo especial e importante.
2. Debe Soportar el Rechazo de muchos. V 31 b “y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas,” No todas las personas se alegran de nuestros triunfos y debemos ver esto como algo normal. El adagio popular dice no somos moneditas de oro para caerle bien a todo el mundo.
3. Debe asumir Riesgos con propósito. V 31 c “y ser muerto, y resucitar después de tres días.” Jesús sabía que moriría pero también sabía que resucitaría, las personas de éxito son aquellas que saben que intencionalmente deben perder algo para ganar algo mayor.
Los ajedrecistas expertos saben que en algunas ocasiones deben perder un peón para poderle llegar al rey o para matar una ficha mayor. El ajedrecista inexperto se goza matando todo lo que encuentra no quiere perder o solo quiere ganar.
4. No Escuchando Comentarios que nos Desaniman. V 32-33 “Esto les decía claramente. Entonces Pedro le tomó aparte y comenzó a reconvenirle. Pero él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.” las malas conversaciones pueden dañar nuestra manera de pensar y hacernos dudar de la meta que queremos conseguir. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres
5. No Tengas Miedo a Perder. V 34-35 “Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.” el miedo a perder nos llena de ansiedad y la ansiedad nos llena de desesperación y lógicamente la desesperación nos hace tomar malas decisiones.
6. Desechar todo Exceso de Ambición. V 36 “Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” es normal que los seres humanos ambicionemos o anhelemos algo, lo malo es cuando la ambición desmedida nos domina, la ambición sin control nos quita la facultad de pensar.
7. No Avergonzarse de lo que se quiere conseguir. V 38 “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.” en lo espiritual nuestra meta es Cristo, si nos avergonzamos de proclamar su nombre el también él se avergonzara de nosotros.
En nuestras metas seculares es necesario que amemos lo que hacemos y no nos avergoncemos, nosotros terminamos avergonzándonos de algo sea secular o espiritual cuando hacemos las cosas por obligación y no por Amor.

Lo más difícil no es empezar la carrera a nuestra meta, lo más difícil es mantenernos en la carrera, cuando más cerca estamos más ansiedad puede llegar a nuestra vida, ten paciencia y deja que Jesucristo te llene de su paz. Solo así podrás llegar hasta el final de lo que te haz propuesto.